Agosto 23, 2019

Transición a la dictadura totalitaria y autoritaria

¡La Libertad!, la adquirimos desde que nacemos (con derechos, deberes y obligaciones), la obligación de un Gobierno Democrático es respetar, promover y proteger nuestros derechos inalienables e indivisibles.


Sábado 22 de Diciembre de 2018, 5:00pm




George Orwell, autor de la novela emblemática sobre el totalitarismo (1984), ha sido uno de los principales escritores en vincular al comunismo con el fascismo, señalándolos como ideologías totalitarias. En un artículo publicado originalmente en el diario Tribune, Orwell advirtió, que “el pecado de casi todos los izquierdistas a partir de 1933 es el de haber querido ser antifascistas sin ser anti-totalitarios"[2]

El filósofo Raymond Aron define al totalitarismo como un sistema de partido único cuya ideología busca la dominación total de la sociedad y presenta cinco características mínimas para definir a este sistema:

  • Partido único
  • Ideología que le otorga autoridad absoluta al régimen.
  • Estado posee el monopolio de los medios de persuasión, coacción y medios de comunicación en general.
  • La economía es, en mayor o menor grado, controlada por el Estado.
  • Politización del terror, entendido como que las faltas cometidas por los individuos, sean a nivel política, profesional o económica, todas consideradas de índole ideológicas.

Los regímenes Totalitarios y Autoritarios (Dictadura), se caracterizan por el gobierno de un partido único que se apodera de todas las instituciones del Estado (desestabilizando la independencia de los Poderes “Órganos” del Estado) liderado históricamente por un líder mesiánico, a quien se le rinde culto a la personalidad, y cuyo discurso Político al resto de la masa sumisa a las instrucciones del líder y del partido, crear una “sociedad perfecta”.

El Estado totalitario fascista propone la creación del hombre-masa para controlar lo que piensa, lo que hace, lo que lee, lo que baila, etc., puesto que tiene una visión “higiénica” de la sociedad que no debe ser “contagiada de impurezas externas”. De aquí, el control de la cultura, las artes, las ciencias y el fomento de una disciplina absoluta a un líder mesiánico, son elementales para someterse obedientemente a las órdenes recibidas desde el poder. Es así como en un sistema totalitario no hay distinción entre la esfera pública y privada y por eso, a diferencia de una dictadura, no solo quien se opone al gobierno sufre de represión o persecución, sino cualquier que se atreva a escribir, pintar o hacer algo que el Estado considere “contra-revolucionario” o contrario a los valores del “hombre nuevo” que se plantea crear (Segal 2011: párr. 4).[3].

“Una diferencia fundamental entre las dictaduras modernas y las tiranías del pasado, es la de que en las primeras el terror ya no es empleado como medio de exterminar y atemorizar a los oponentes, sino como instrumento para dominar masas de personas que son perfectamente obedientes”. Además; “El éxito del totalitarismo es la de reunir la mayor cantidad de ciudadanos posibles, y no así el verdadero altruismo que se debe a ellos y al pueblo” (esta ideología, está enmarcado en la cultura, económica, costumbres, valores etc. Definitivamente, busca cambiar radicalmente la mentalidad de la sociedad).

A este efecto, El Dictador, para lograr su utopía debe contar con la obediencia de todos los miembros de la sociedad y para eso se utiliza la propaganda, la privación de toda libertad y la represión. “Lo que convence a las masas no son los hechos, ni siquiera los hechos inventados, sino sólo la propaganda totalitaria que establece sistemáticamente un mundo apto para competir con lo real (sus discursos y declaraciones afirman estabilidad Política, Económica, social, ideológica etc.)”. La misma verdad queda tocada por las nuevas formas de propaganda que día a día se emite por los medios de comunicación.

Considero que se nos implantó filtros personalizados (medios de comunicación, redes sociales, etc.), esos filtros personalizados presentan cierta clase de; auto-propaganda invisible, adoctrinándonos con ideas Fascistas, de odio, e ideas imperfectas a la realidad”.

Como doctrina política, el Autoritarismo busca organizar a la sociedad de forma jerárquica, no igualitaria, para imponer el orden de manera violenta y fue justificado por aquéllos que percibían al liberalismo (aquél que en la Francia de Zola y Dreyfus defendía el derecho individual) como un peligro para el interés del Estado, con el derecho y el deber de anteponer los intereses personales por los nacionales (del Soberano).

En este sentido, la "Convención Americana sobre Derechos Humanos" o "Pacto de San José de Costa Rica" (Bolivia aprobó mediante Ley No.: 1430 de 11 de febrero de 1993) en adelante “CADH”, que refiere en su Artículo 32. 2. “Los derechos de cada persona están limitados por los derechos de los demás, por la seguridad de todos y por las justas exigencias del bien común, en una sociedad democrática”.

Agrego; determinar que el derecho de un individuo (Además, Político), está por encima de los demás (Mayoría), es entrar en una absoluta Falacia, efecto que contrapone y vulnera la Democracia (Poder del Pueblo), además, determinar que la reelección de un político, es un derecho humano (Principio que no fue explicado en la Famosa, Sentencia Constitucional Plurinacional OO84/2017). Bolivia, paso por las dictaduras militares (innegable), ahora los (as) bolivianos (as) entramos a una fase de Dictadura Totalitaria y Autoritaria (formas de Dictaduras).

El Gobierno de Evo Morales, infringe lo acordado en la Carta Democrática Interamericana (Lima "Perú" del 2001), en adelante “CDI”, en sus Arts. 1, 3, 4, Además, lo dispuesto con meridiana Claridad en el Art. 7 de la Constitución Política del Estado en adelante “CPE”. (Voto del Soberano “21 F.”, decisión inalienable, indivisible e imprescriptible).

Deseo ser objetivo, y precisar en el Artículo 3 de la CDI (La democracia y el sistema interamericano), establece; “Son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos.”

  • Elemento Primero; “Respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales”, establece sobre el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, el mismo se encuentra establecido y garantizado por el art. 13 de la CPE., que a la letra dice; los derechos reconocidos por la Constitución adquieren la calidad de inviolabilidad, son universales, interdependientes, indivisibles y progresivos; en consecuencia, el estado Boliviano tiene el deber de promoverlos, protegerlos y respetarlos.
  • Elemento segundo, “Acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho”, según establece el art. 26 de la CPE, indica sobre los derechos políticos de las y los ciudadanos establecen el derecho a participar libremente en la formación, ejercicio y control del poder político, de manera directa o por medio de los representantes que el pueblo elija, ya sea de forma individual o colectiva, garantizando la participación equitativa e igualitaria entre hombres y mujeres.
  • Elemento tercero, “La celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo”, se encuentra establecido, en el art. 26 de la CPE, que a la letra refiere; El sufragio, mediante voto igual, universal, directo, individual, secreto, libre y obligatorio, escrutado públicamente.

Dejo a criterio del Lector, ya que nadie desea inducir a pensar diferente, ni mucho menos adoctrinar nadie, lo que pretendo, es ser pragmático con este pequeño ensayo, que es posible no sean las exactas, pero ayudara a comprender qué; si el Gobierno cree que está por encima de la decisión del pueblo (Soberano), de las leyes positivas establecidas (CPE), y arremeter contra aquel que piensa diferente, absolutamente estamos en plena Dictadura Totalitaria y Autoritaria (Por lo expuesto). Los neo-autoritarismos, que pueden tener tendencias totalitarias y fascistas en mayor o menor grado, siendo, la mayoría de ellos, autocracias que no utilizan la violencia contra la mayoría de los ciudadanos buscan crear un solo pensamiento con un partido único, basado en la adoración o incluso, santificación de un líder único, empero, buscan desestabilizar la democracia utilizando infiltrados en acciones de protesta y hacer creer que la violencia proviene de otros, es decir, son los autoritarios quienes generan violencia por medio de terceros, desestabilizando la institucionalización del Estado Democrático.

¡La Libertad!, la adquirimos desde que nacemos (con derechos, deberes y obligaciones), la obligación de un Gobierno Democrático es respetar, promover y proteger nuestros derechos inalienables e indivisibles.

¡Como ciudadano libre y democrático, me declaro, respetuoso y ferviente de la democracia representativa!, amparándome en mi Derecho fundamental a la Libertad de expresión y opinión, establecido en el Art. 21 de la Constitución Política del Estado “CPE”, Art. 4 de la Carta Democrática Interamericana “CDI” (Lima" Perú "), Art. 19.2. del Pacto Internacional de derechos Civiles y Políticos, Art. 13 de la Convención América sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) “CADH”, Art. 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Art. IV de la Declaración América de los Derechos y Deberes del Hombre.


(1) Es investigador jurídico de la Revista Federal de Derecho (Argentina), “Revista Novedades Jurídicas” (Ecuador), La Gaceta Jurídica (La Paz “Bolivia”), Revista Observador Jurídico (Cochabamba “Bolivia”), Periódico Gente “Opinión” (Cochabamba “Bolivia”), Periódico Digital Urgentebo (Opinión) y Director de la Revista “Literatura Jurídica”.

(2) “The sin of nearly all left-wingers from1933 onward is that they have wanted to be anti-Fascist without being anti-totalitarian” en Orwell (1946) (la traducción al español es nuestra).

(3) Segal, Ariel, Totalitarismo, dictadura y autoritarismo: Definiciones y re-definiciones, también se encuentra en su artículo escrito el: (1 de julio 2011). El fujimorismo: autocrático sí, fascista no. La República. (http://www.larepublica.pe/columnistas/controversias-ariel-segal/elfujimorismo-autocratico-si-fascista-no-01-07-2011) .