Abril 20, 2019

Sandro según el Sandro boliviano

“El mismo Sandro me bautizó como el Sandro boliviano”, recuerda con emoción Jorge Coco Venegas, quien imita al ídolo argentino desde sus nueve años


Miércoles 3 de Abril de 2019, 11:30am


“El mismo Sandro me bautizó como el Sandro boliviano”, recuerda con emoción Jorge Coco Venegas, quien imita al ídolo argentino desde sus nueve años. Llegó a conocerlo  personalmente hace 14 años, cuando el intérprete ya había sido afectado por el tabaco y por la pena de no haber tenido hijos.

El 2003 Jorge Venegas se enteró que Roberto Sánchez Ocampo, más conocido como el Sandro de América, recibía en su casa y cada agosto a sus admiradores para celebrar sus onomástico. Un año después (2004), sin pensarlo dos veces, se fue al país vecino para conocer en vivo a su ídolo.

Grande fue la sorpresa para el imitador boliviano al ver a su cantante favorito demacrado y arruinado por su adicción al cigarro. El cantante argentino no quería mostrarse al público, porque estaba totalmente deteriorado. Su aspecto físico había cambiado, estaba gordo y canoso a los 59 años. Jorge se llevó una impresión muy triste: “mi tío nació el mismo año, 1945, pero él no estaba así”. 

“Lo peor es que estaba con su bomba de oxígeno en su espalda, no podía tener respiración por sí mismo. Uno de sus pulmones  ya no funcionaba, porque estaba alquitranizado por el tabaco, 80 cigarros por día lo han destrozado. El otro pulmón tenía poca absorción y el cáncer le atacaba el corazón”, describió Venegas.

Sin embargo, más allá de esta condición, Jorge sintió doble satisfacción, primero porque el argentino lo bautizó como Sandro boliviano y porque le pidió personalmente que mantenga vigente sus canciones allá donde cante.  

Un año después (2005) Jorge volvió a Argentina para celebrar el cumpleaños de Sandro en un concurso donde se elegía al mejor imitador del Gitano, como también era conocido  Sandro.

En el evento vio cómo Sandro salía al escenario con su bomba de oxígeno y su bufanda para no resfriarse. Al lugar llegaron competidores de Chile, Costa Rica, Uruguay, Paraguay y otros.

En el concurso se calificó la voz, el baile y el vestuario, Jorge no llenó todos los requisitos pero ganó en tener la mejor voz, ello le dio paso a grabar discos del cantante de Argentina. 

“Tengo la autorización de Sandro para grabar discos, ya tengo seis discos grabados. Vamos por el séptimo, lo completaré en agosto para su cumpleaños y lo mantendré vigente, como era el pedido de  Sandro”, aseveró.

El boliviano recuerda que Sandro le expresó su frustración por no haber tenido hijos y no haber tenido la oportunidad de ser papá.

“Casi nunca mostraba su tristeza, cuando le mostré las fotos de mis hijos, Sandra Fabiana y Jorge Alejandro, que nació el mismo día que mi ídolo, reveló su frustración porque no tenía hijos”, remarcó.

Sin embargo, el intérprete de “Rosa” era una jovial, le gustaba estar alegre y se consolaba con su canción: “Al final la vida sigue igual. De que vale sufrir, llorar”.

En su nicho tiene una leyenda escrita: “No quiero que me lloren cuando me vaya a la eternidad. Quiero que me recuerden como la misma felicidad”.

Coco Venegas es profesional en las ramas económicas, pero la música siempre estuvo presente en su vida. Influencia por sus tíos y amigos de éstos, empezó a imitar a Sandro a muy temprana edad. En cada reunión fraternal ponían canciones de Sandro y Rafael, asi que Jorge se ganaba la atención de ellos al imitar a ambos cantantes.

“Me regalaban dinero los amigos de mis tíos y veía las películas. Yo iba toda las semanas al cine para verlas, la que más me gustó fue Gitano, la ví 50 veces”, dijo.

No solo cantaba las interpretaciones de Sandro. Jorge hizo mucho más, internalizó a su alter ego. Aprendió sus movimientos, sus gestos, su voz y su baile, que fue lo más difícil de imitar el baile.

No estudió cantó ni aprendió a tocar guitarra como Sandro. Sus familiares no querían que fuese artista, por ello le incentivaron a estudiar la Carrera de Economía en la UMSA.

Instaló un museo dedicado a su ídolo, donde desde las gradas se observa  su afición por Sandro con  la exposición de carteles,  discos de vinilo, cassettes, CD, DVD, afiches de conciertos, recortes de entrevistas en revistas, periódicos; fotografías, souvenirs como relojes, manillas, collares, anillos y otros.

///

 

  • A cinco años de su muerte, cinco cosas que no sabías de García Marquez

    Abr 16 2019 |

    En junio de 1967 publicó Cien años de soledad. En una semana vendió 8.000 ejemplares. De allí en adelante, el éxito fue asegurado y se hizo una nueva edición cada semana


  • La Bruja del 71, la guerrillera que combatió al dictador Franco

    Abr 3 2019 |

    María de los Ángeles Fernández Abad  empuñó las armas junto con los movimientos obreros, sindicalistas, feministas y republicanos que combatían al bloque fascista que se postraba sobre Europa en ese entonces, de acuerdo con información de The Huffington Post y Semana.


  • Un joven paraguayo se llama Optimosprayn

    Mar 15 2019 |

    “Mi mamá quería que yo me llame Chayanne y mi papá Optimosprayn. Entonces le dijo que él iba a ponerme el primer nombre y mi mamá el segundo. Menos mal me puso el nombre de mi abuelo", relató al hombre al diario la Crónica.