Junio 16, 2019

Pack, esa peligrosa tendencia que tú quizá ignores que hacen tus hijos

El o los Packs son vídeos filmados por jóvenes y adolescentes con o sin consentimiento de las personas con la que tienen relaciones íntimas, que luego son difundidas desde las redes sociales.


Lunes 18 de Marzo de 2019, 6:15pm




Packs es un modismo que los adolescentes han inventado para comunicarse y disimular lo que es el “sexting” que es la difusión de imágenes eróticas de cada uno o de algunos de los integrantes de grupos creados e integrados por jóvenes y adolescentes. 

Gustavo Mejía, director de la Escuela de Padres en la ciudad de La Paz, dijo que este fenómeno va en aumento. No es nuevo, pero sí va tomando mucha más trascendencia desde el momento en que los adolescentes y jóvenes han empezado a contar con teléfonos celulares sin control alguno.

El o los Packs son vídeos filmados por jóvenes y adolescentes con o sin consentimiento de las personas con la que tienen relaciones íntimas, que luego son difundidas desde las redes sociales. En el grupo también se comparte imágenes eróticas descargadas del internet.

La Escuela de Padres, según la entrevista, registró varios casos de adolescentes que se filmaron videos teniendo relaciones íntimas y que luego las compartieron por las redes sociales como una muestra de qué él se distingue en aquello.

“Ha habido muchos casos en los cuales no se dio la autorización para la grabación de videos mientras tenían relaciones íntimas, se filmó sin que ella se dé cuenta. También hubo casos de adolescentes varones filmados”, dijo. 

El hecho exacerba el erotismo y la hipersexualización a temprana edad; da lugar a que las personas se deshumanizan. Se convierten en  objeto sexual. Afecta la relación interpersonal.  El hecho ocurre en la edad de los colegiales. Hay casos de difusión de Pack desde los 9 hasta los 18 años de edad.

De hecho, hace poco este medio impreso conoció que en un establecimiento de prestigio en la ciudad de La Paz se hallaron casos de Pack.

Los padres tienen muchas preocupaciones con lo que está ocurriendo. No obstante, no cuentan con las herramientas necesarias para hacer un control y la orientación adecuada a sus hijos, sin embargo son ellos mismos quienes les dan las herramientas para la creación de estos videos.

 Existen opciones que los chicos emplean para almacenar sus videos en lugares donde no pueden ver sus padres, por ejemplo, la nube que cada teléfono permite, de acuerdo al tipo de navegador que utilicen. Y hay casos en que los difunden entre compañeros sin control alguno.

La difusión de estos videos pone en riesgo a las y los adolescentes a ser víctimas de trata y tráfico de personas. Los delincuentes podrían llegar a violentar y transgredir su seguridad, dice la Escuela de Padres.