Junio 17, 2019

Los sachet de los shampoo Sedal y Clear se producen en la Llajta y ahora en una planta más grande

La nueva línea de envasado cumple con todos los estándares de seguridad, calidad y productividad de Unilever


Lunes 8 de Abril de 2019, 7:00pm




Unilever Bolivia dio otro paso más hacia la consolidación de una industria amigable con el medio ambiente y de referencia en la región. El anterior viernes, en Cochabamba, la empresa inauguró la ampliación de su planta de producción de shampoo en sachet para sus marcas Sedal y Clear.

Ubicada en el municipio de Quillacollo, Unilever Bolivia se ganó el elogio del gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, con la ampliación de esta planta, pues así dio otro paso más como una empresa cochala y boliviana.

Se comprometió apoyar a la empresa multinacional, que ha decidido mejor su capacidad de producción e invertir más en el valle, en lugar de irse a otra región del país.

“Es un día de orgullo para todos los que trabajamos en Unilever, no sólo porque a partir de hoy duplicaremos nuestra producción de shampoo en Sachet, sino porque este hecho refleja en la práctica la firmeza de nuestro compromiso con el fortalecimiento de la industria cochabambina y el desarrollo del país”, dijo Fernando Ciarrocca, Gerente General de Unilever-Bolivia.

La nueva línea de envasado, fabricada en Argentina en 2018, cumple con todos los estándares de seguridad, calidad y productividad de Unilever y asegura la atención de la demanda local y de las exportaciones al Perú, en las distintas variedades de shampoo en sachet.

Unilever es una empresa con más de 140 años de historia y presencia en más de 190 países del mundo. Distribuye más de 400 marcas que se caracterizan por altos estándares de calidad en los rubros de cuidado personal, limpieza del hogar y alimentos.

En Bolivia, la compañía está desde hace 25 años, distribuye 25 productos, la mayoría líderes en el mercado. “Pero, además, somos fabricantes locales de los conocidos detergentes OMO, SKIP, SURF y ABC, además del shampo Sedal”, explicó Ciarrocca.

El ejecutivo destacó que, en línea con los objetivos del Plan de Vida Sustentable que aplica Unilever en el mundo, Bolivia ha sido país pionero en la región en la fabricación de detergentes como OMO fácil enjuague, que utiliza la mitad del agua en el lavado y es la única que ha eliminado totalmente el tripolifosfato de sus fórmulas.

“Nuestros detergentes no tienen tripolifósfato y ese es un gran avance porque adecuamos nuestra producción a parámetros internacionales, concebidos para evitar el daño que produce esta sustancia en el agua”, declaró Ciarrocca.

///