Agosto 21, 2019

La cerveza puede mejorar la salud y prevenir el envejecimiento

El consumo moderado de cerveza potencia los beneficios de la bebida.


Martes 28 de Agosto de 2018, 10:00am




La Paz, 28 de agosto (Urgentebo).- La cerveza puede ser el secreto para evitar el envejecimiento y vivir de una manera más saludable según un estudio realizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación y la Universidad de Valencia.

El lúpulo es uno de los cuatro ingredientes naturales de la cerveza y puede ser la clave para llegar a la vejez con buena salud. Esto se debe a las propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias de la planta.

La vejez, a nivel biológico, se puede entender como un desgaste a nivel celular que conlleva a la reducción de capacidades físicas y mentales. Se suele afirmar que para prevenir este deterioro es recomendable consumir antioxidantes diariamente. Afortunadamente, la cerveza puede formar parte de esta dieta –con moderación- ya que proporciona múltiples antioxidantes.

Según el estudio, varios componentes del lúpulo tienen la capacidad de actuar en las paredes de las arterias como antiinflamatorios, de esta manera pueden alargar la vida de la célula. Más aún, el lúpulo puede reducir los niveles de proteína C reactiva, que se producen durante periodos de inflamación, hasta un 31%.

Un segundo estudio realizado por la Universidad de Lanzhou en China encontró que uno de los componentes de la cerveza, llamado xanthohumol, puede actuar como un antioxidante para las neuronas. De esta manera se podría llegar a prevenir enfermedades como el Alzheimer y Parkinson.

Ambos estudios recalcan que para beneficiarse de los atributos de la cerveza es necesario consumirla moderadamente, de lo contrario se pueden generar efectos negativos sobre la salud que anulan completamente las propiedades positivas de la bebida. El estudio realizado en España calcula que una lata diariamente es la cantidad óptima de consumo.

Las propiedades del lúpulo pueden ser potenciadas a través de una dieta rica en antioxidantes. Los vegetales de hojas verdes, el chocolate amargo, el té verde y el tomate son ejemplos de alimentos de este tipo.