Agosto 20, 2019

Envían a prisión al militar de la comitiva de Bolsonaro detenido con 39 kilos de cocaína

Está acusado de “delito contra la salud pública”. La Guardia Civil aclaró que formaba parte de la tripulación de la comitiva y no del cuerpo de seguridad del presidente.


Miércoles 26 de Junio de 2019, 2:00pm




26 de junio (Clafrín).- El Juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla, en funciones de guardia de detenidos, ordenó este miércoles el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, del militar que formaba parte de una expedición de avanzada previa al viaje programado a Japón por el presidente brasi-leño, Jair Bolsonaro, y que fue detenido este pasado martes en el aeropuerto de Sevilla con 39 kilogramos de cocaína dentro de una valija que llevaba con-sigo.

Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a Europa Press, a este militar se lo investiga, inicialmente, por un presunto delito contra la salud pública.

Los hechos sucedieron al mediodía del martes en el aeropuerto de Sevilla, donde hacía es-cala un avión que volaba a Japón, como avanzada del viaje programado por el presidente brasileño a la cumbre del G-20, según confirmaron fuentes de la Guardia Civil a Europa Press.

El detenido es un sargento de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) de 38 años de edad. Forma-ba parte de una comitiva de 21 militares que trabajan dando soporte al viaje del presidente Jair Bol-sonaro a Japón. Fue detenido al comprobarse que en su valija contenía 39 kilogra-mos de cocaína divididos en 37 tabletas.

El vicepresidente de Brasil, general Hamilton Mourao, salió a responder. Dijo que se preveía que el militar ahora detenido iba a embarcar en el avión con Bolsonaro a su regreso a Brasil.

"Cuando hay esos viajes, va una tripulación que se queda en el camino, entonces cuando el presidente volviera ahora de Japón, esa tripulación embarcaría en el avión de él. Entonces sería (el viaje) Sevilla-Brasil", explicó y calificó al sargento de "mula calificada".

Mourao también dijo que "las Fuerzas Armadas no están inmunes a ese flagelo de la droga".

Y agregó: "Esto no es la primera vez que ocurre, sea en la Marina, sea en el Ejército, sea en la Fuerza Aérea. Ahora, la legislación va a cumplir su papel y ese elemento va a ser juzgado por tráfico internacional de drogas y va a tener un castigo bien pesado".

Para Mourao, "ahora, lo más importante es ver las conexiones que él podría tener, porque una actitud de esa naturaleza no brotó de la cabeza de él. Con seguridad existen conexiones en eso".

En declaraciones a radio Gaúcha, de Porto Alegre, Mourao, a cargo de la Presidencia de Brasil en forma interina, dijo que el militar detenido formaba parte de la comitiva de apo-yo que permanecería en España cuando el avión del presidente Jair Bolsonaro hiciera una planeada escala en Sevilla para continuar su viaje a Japón, donde el mandatario participará de la cumbre del G20. Tras conocerse el incidente, el equipo presidencial cambió la escala a Lisboa.

El presidente brasileño subió a Twitter un comunicado oficial en respuesta a los hechos. Allí confirmó la detención de un "militar de aeronáutica" que no identificó e informó que ordenó al Ministerio de Defensa del país sudamericano la "inmediata colabo-ración" de dicho departamento con las autoridades españolas y la apertura de una investiga-ción policial y militar en torno al asunto.

Además, defendió a las Fuerzas Armadas de su país, que están compuestas por un contin-gente de más de 300.000 personas "formadas en los más íntegros principios de ética y de moralidad".

Para despegarse del asunto, el presidente también subió a Twitter un video en el que se lo muestra haciendo escala en Portugal (y no en Sevilla) en su viaje con destino final Japón.

"Escala en Portugal, rumbo a Japón. Base Aérea Figo Maduro", dice el mensaje, y se lo muestra caminando por la pista tras descender del avión con su comitiva.