Agosto 24, 2019

Empresa de helados Panda resurge con el apoyo de la población

El problema de la empresa Panda no es reciente. Empezó en mayo del año pasado con el abandono del dueño por asuntos de enfermedad. “No sabemos dónde está”, apuntó Samuel Huanca, dirigente de los trabajadores.


Viernes 19 de Julio de 2019, 11:15am




19 de julio (Urgentebo).- “Estamos poniendo el hombro para que la línea de Panda siga en el mercado, agradecemos a los clientes, a la gente que nos apoya, queremos decirles que helados Panda todavía está de pie”, dijo el gerente comercial Álvaro Baldellón.

HELADOS PANDA.jpg

Fábrica de Helados Panda

 A 20 minutos de la Ceja de la ciudad de El Alto, sobre la carretera hacia Viacha, a la altura de los famosos hornitos, se encuentra instalada una de las primeras fábricas de helados Panda, ícono boliviano  hace 31 años. 

El semanario El Compadre visitó la empresa privada. En el recorrido, vimos que los trabajadores volvieron a sus labores cotidianas. La fábrica volvió a funcionar después de 11 días de haber parado la producción por la crisis económica que atraviesa. Tiene una deuda de un millón de bolivianos al banco.

Hace dos semanas, los trabajadores se habían declarado en estado de emergencia debido a la falta de pagos de sueldo desde hace tres meses, retroactivos, aguinaldos y dobles aguinaldos, bonos, AFP y seguro de salud.

“Poco a poco fue aumentando el incumplimiento de los salarios, retroactivos, dobles aguinaldos, aportes a la AFP. A la Caja (Nacional de Salud) se le debe 14 meses y se tiene una mora a la AFP de ocho meses. Nos adeudan horas extras, bono de transporte, prima anual. Hace tres meses que no reciben sueldo los trabajadores”, dijo Samuel Huanca, secretario ejecutivo de los trabajadores.

El problema no es reciente. Empezó en mayo del año pasado con el abandono del dueño por asuntos de enfermedad. “No sabemos dónde está”, apuntó Huanca.

El descuido y abandono del dueño los llevó a la crisis. “Por falta de visión de los dueños, no hemos podido crecer más. Con lo que teníamos, han pensado que podíamos seguir manteniéndonos”, apuntó Baldellón. 

Relanzamiento

En una Asamblea General, los 82 trabajadores decidieron reactivar las empresas y declararla una empresa social. Ahora, está manejada por los empleados para que siga en el mercado nacional. 

La empresa cuenta con 13 vendedores de helados Panda que están distribuidos en las plazas en la ciudad de El Alto y La Paz; pero, el fuerte son las tiendas de barrio.

Tiene más de 20 variedades de helados de agua y crema. No solo se dedican a la producción de helados, sino también a la producción de yogurt y agua. Y, alistan nuevas variedades de helados para su relanzamiento muy pronto.  

“Estamos empezando de cero. Hemos vuelto a nacer, vamos a ir paso a paso. Hay deudas que debemos cubrir, es el objetivo. Luego veremos los nuevos productos. Se hará una reactivación general”, apuntó el gerente Comercial.

William Montero, responsable de Producción, lleva 30 años trabajando en la empresa. Lo ha visto nacer y crecer. Se quiebra ante la crisis actual de la empresa. Montero es el encargado de crear los sabores y las variedades de helados Panda bajo la lógica de mejorar la alimentación de la población; pero, sobre todo, de los niños.

“Panda se caracteriza por tener un sabor único. Con nuestro trabajo, queremos aportar a elevar el nivel nutricional, especialmente, de los niños que son los principales consumidores, con el ingrediente principal de la leche. Queremos que reciban las proteínas vitaminas que se necesitan”, dijo.

La crisis de helados Panda causó un movimiento de apoyo a la producción nacional a través de las redes sociales a tal punto que el equipo deportivo de Real Potosí decidió llevar en sus poleras el logo de este producto. Todas estas muestras alentaron a los trabajadores.

///