Junio 26, 2019

El clásico 200 termina con un pálido empate

Bolívar y The Strongest no pudieron sacarse diferencias y terminaron igualando a un gol por bando.


Domingo 1 de Mayo de 2016, 6:30pm




La Paz, 1 de mayo (Urgentebo).- El clásico paceño 200 de la historia de la Liga del Fútbol Profesional terminó con un pálido empate. Bolívar y The Strongest no pudieron sacarse diferencias y terminaron igualando a un gol por bando.

A pesar de la importancia que de por sí tiene un clásico paceño, más el añadido que era el número 200, fue el que atrajo menor atención del público paceño. Cómo hace tiempo no se veía, las tribunas del Siles no se llenaron para ver a los dos grandes del fútbol paceño.

El partido en general no fue bueno, aunque tuvo momentos de emoción éstos fueron provocados más por los propios errores de los protagonistas que por virtudes propias.

Por eso el primer tiempo sólo tuvo dos jugadas de peligro, uno por lado.

El primer equipo que tuvo la chance de convertir fue The Strongest. Un buen pivoteo de Alonso dejó a Escobar mano a manos frente a Quiñónez, pero el capitán atigrado remató muy suave al cuerpo del arquero celeste.

Minutos antes un gol de Fernando Martelli fue anulado tras estar en evidente fuera de juego.

El que más propuso fue Bolívar, pero sus imprecisiones evitaban que lleve peligro al arco defendido por Vaca. La más claro la tuvo en la cabeza de Juan Miguel Callejón, pero su cabezazo fue salvado en la línea por Checa.

Por lo que la etapa inicial terminó con un pálido 0-0.

El segundo tiempo fue más desordenado pero también más emocionante. El Tigre fue el que estuvo más cerca de ganarlo pero, como le viene ocurriendo hace mucho tiempo, falló en la puntada final.

En cambio Bolívar fue más contundente. Capdevilla aprovechó una distracción de la defensa aurinegra para tirar un centro pasado que fue capitalizado por William Ferreira. El charrúa no solo ponía en ventaja a su equipo, sino que también ese gol le permitió ser el goleador histórico de los clásicos paceños con 20 dianas, una más que Pablo Escobar.

Con el marcador en contra el Tigre se fue con todo al ataque, pero Alonso, Ramallo y el propio Escobar se cansaron de desperdiciar ocasiones de gol.

Finalmente tras un tiro de esquina y el rebote que dio Quiñónez tras el cabezazo de Checa que fue bien aprovechado por Ramallo el cuadro dirigido por César Farías llegó a la igualdad.

Faltaban poco más de 15 minutos y ambos equipos fallaron oportunidades. Primero fue Neumann que sólo frente a Quiñonez no pudo superar al arquero y terminó lanzando un centro a cualquier parte.

Al frente Saavedra no definió bien ante Vaca.

Al final ambos equipos se conformaron con el empate. Así el Tigre sigue teniendo dos puntos de ventaja sobre su clásico rival en la tabla acumulada, pero ambos dejaron ir, quizás, la última chance para acercarse a Wilstermann.