Julio 18, 2019

El Carnaval tiene para rato, se irá con la fiesta del “Patakpollera”

Este domingo de tentación es el entierro del pepino en el Cementerio General. En el mundo andino está fiesta está relacionada con la fertilidad, es por eso que bailan con dirección hacia arriba.


Domingo 10 de Marzo de 2019, 4:45pm




10 de marzo (Urgentebo.com).- La  fiesta del carnaval paceño no termina con el entierro del pepino, del anterior domingo. No, ni mucho menos. Influenciada por la ritualidad aymara, la fiesta se prolongará por al menos dos semanas más, hasta concluir con la fiesta de “Patakapollera” que se bailará en el barrio de Munaypata, al noreste de la ciudad de La Paz.

Este domingo de tentación se llevará la fiesta del Entierro del pepino y la entrada de los ch’utas y cholitas, una tradición que se realiza desde hace 22 años a la cabeza de la Asociación de Comparsas  del Carnaval Paceño.

A diferencia de otras celebraciones, esta se inicia en la zona Garita de Lima y asciende hasta el Cementerio General, donde se manifiesta el auge.

“Esta entrada se realiza  en el Tejar cuando todavía no estaba  poblada, cuando había un río. Con el desarrollo de la ciudad, se pierde pero la entrada se ha renovado”, dijo  Nicolás  Huallpara,   jefe de la unidad de Promoción del Folclore y Artes Populares de La Paz.

Milton Eyzaguirre, comunicador social y antropólogo, dijo el Domingo de Tentación es una expresión de la simbiosis entre la ritualidad andina y la fe católica.

En el mundo católico la fiesta del carnaval término el Miércoles de Ceniza, cuando  comienza el tiempo de cuaresma. Entonces, el primer domingo de tentación  es una especie de “caída” de las personas, que vuelven a los vicios.

En el mundo andino, la fiesta de los ch’utas tiene relación con la fertilidad, por eso bailan  con dirección hacia arriba. “Es la subida de los ch’utas a  la zona de Munaypata (lugar del querer) no solo a la zona del  Tejar”, remarcó Eyzaguirre.

Desde la visión andina el entierro de pepino representa la conclusión de la visita de los muertos la cual se abrió en noviembre, y durante ese tiempo de visita fue el tiempo de siembra. “Ya los muertos tienen  que descansar,  han trabajado durante cinco meses tienen que  retornar al país de los muertos, deben irse al jaya marka”.

 El próximo domingo 17 de marzo se tiene programada la fiesta de la Corcova, que es una entrada que se desarrolla en Villa Victoria, una zona que se caracteriza por preservar las tradiciones de las celebraciones folclóricas.

La Corcova es también llamada jisk’a anata, donde participan unidades educativas, deportivas, culturales, vecinales, mercados.

Eyzaguirre recuerda que la Corcova llegó a involucrar a los representantes de la iglesia católica La gran mayoría baila de ch’utas, pero también hay otro tipo de danzas.

Relacionada estrechamente con el ciclo agrícola, la fiesta del carnaval tiene otra expresión de su resistencia a morir o a despedirse.  El domingo 21 se cumplirá la entrada del “Patak pollera” en la zona de Munaypata, uno de los sitios preferidos por los aimaras para el enamoramiento.

Según la  historia, esta fiesta se desarrolla desde hace 60 años y el próximo 21 se volvería a presentar como la última celebración para despedir el prolongado carnaval de los aymaras.

Según Eyzaguirre, Patak pollera es la danza que está relacionada con el uso de hasta cien polleras,  para exhibir la magnificencia de la mujer en el campo o en la ciudad.

“Es como una especie de cierre de este período, es como un alargamiento del inicio de la cosecha, depende del lugar y el clima, dijo. 

La entrada de ch’utas, cholitas y pepinos crece cada vez más; se apropian de diferentes zonas de la ciudad El Alto y La Paz.

En la entrada del domingo de tentación participarán 25 comparsas y se espera la asistencia de 30 mil personas.

///