Junio 25, 2019

Carlos Saucedo: De albañil a goleador de América

La figura del partido entre Bolívar y San José habló con El Compadre sobre su trayectoria y cómo empezó el sueño de ser jugador de fútbol a sus 26 años.


Domingo 7 de Abril de 2019, 7:45pm




7 de abril (Urgentebo- El Compadre).- “Siempre salía goleador del barrio, en la ACF (Asociación  Cruceña de Futbol), pero no hallaba la oportunidad de jugar en la Liga Profesional hasta mis 26 años“. Así recuerda el inicio de su carrera el delantero Carlos Saucedo, más conocido como el Caballo, quien tiene otro galardón: goleador de América.

Constancia y perseverancia le llevaron a ser el máximo goleador del continente donde más bonito se juega el fútbol. Apasionado por el deporte no se cansó de tocar las puertas de clubes profesionales por una oportunidad para jugar. Fue a Independiente de Sucre;  Real Potosí de Potosí; Chaco Petrolero y The Strongest de La Paz, entre otros clubes, cuyos dirigentes o técnicos preferían contratar a extranjeros.  Ni lo consideraban como suplente. 

“Me acuerdo que reunía mí plata para viajar y vivir por un mes en ese lugar. Iba y me probaba en un equipo, pero nunca me daban la oportunidad, siempre me decía que no. Me daban la noticia de  que en ese puesto iban a traer un jugador extranjero, que estaban llegando de Argentina”, recuerda. 

Antes de ser jugador profesional  trabajó de todo porque  tenía responsabilidades y obligaciones como padre.

Llegó a trabajar de ayudante de albañil o de pintor. Cuando no tenía partidos los fines de semana  con la AFC, se iba a jugar a los barrios donde, los “dueños de los  equipos” le pagaban de 30 a 50 bolivianos por encuentro.

“Un fin de semana juntaba hasta Bs 300 que me servían para mis pasajes y para ayudar en mi casa. De todo trabajé mientras no era profesional de futbol”, dice el Caballo.

Recuerda que tenía un contrato con un sueldo mínimo con uno de los clubes de la ACF, pero  nunca recibía. Nadie cumplía con la obligación.

Nadie en su familia juega al fútbol, pero el hoy veterano delantero se formó desde niño,  en las canchas de su barrio. Llegó a ser el goleador de su barrio 10 de Octubre de la ciudad de Santa Cruz, luego fue el mejor goleador de los torneos de la AFC cruceña.

“Me acuerdo que de niño  cuando tocaba el timbre de la escuela salía a jugar futbol, no iba  a comprarme algo; sólo jugaba, luego entraba todo transpirado a clases”, manifestó.

Oriente Petrolero  le dio la oportunidad  de estrenarse como jugador a sus 26 años. El Verdolaga le dio la oportunidad que esperaba no la desaprovechó. Chaco Petrolero,  Bolívar,  Blooming, Aurora, The Strongest, San José,  Real Potosí, Guabirá (en Bolivia), Deportivo  Quito  de Ecuador, Independiente Medellin de Colombia, Deportivo Saprissa de Costa Rica donde salió bicampeón, disfrutaron de los goles del “Caballo”.

Recuerda que recibió una oferta del Club Godoy Cruz de Argentina pero prefirió Costa Rica.

Nunca recibió ofertas de equipos europeos, pero el jugador boliviano aún tiene la esperanza de ser tomado en cuenta en el viejo continente.

A nivel de las Américas ya tiene su puesto como  mejor goleador, el influyente diario deportivo de España, Marca, lo destacó como el goleador de América por sus diez goles en diez jornadas. “Estoy orgulloso de que se fijen en mí, y mucho más que sigan a un jugador  boliviano. Este es el fruto del  esfuerzo que realizo cada día en el entrenamiento y en las concentraciones.

A sus 39 años piensa seguir jugando hasta que el cuerpo le permite. Cuando tenía 30 pensaba jugar hasta los 35 años en Bolivia. “A esa edad los jugadores dejan el futbol, pero cuando llegué a esa edad seguía haciendo goles, seguía en la tabla de goleadores  eso postergó  mi retiro, hoy me pasa lo mismo ahora sigo de goleador del torneo,  por ahora no pienso retirarme”, asevero.

En el fondo sabe que llegará el momento de retirarse, por lo que  apunta a ser técnico; a la conclusión de su carrera, piensa quedarse  en el club  en San José  donde la hinchada y  él guardan mucha química.

(La nota fue publicada el domingo 31 de marzo en el semanario El Compadre)