Noviembre 20, 2018

18 historias: The Guardian publica un reportaje sobre el auge de la chola en Bolivia

En el amplio trabajo realizado por el periodista Eduardo Leal se hace conocer las historias de periodistas, de autoridades, de luchadoras, empresarias, trabajadoras municipales, profesora y estudiantes.


Domingo 4 de Marzo de 2018, 6:30pm


La Paz, 03 de marzo (Urgentebo).- El periódico británico The Guardian publicó hace unos días un amplio reportaje gráfico con las historias de mujeres bolivianas que visten polleras. El auge de las cholitas bolivianas es el título del trabajo en el que se cuentan las historias de éxitos de las féminas que lograron el éxito.

El fotoperiodista Eduardo Leal sostiene que las mujeres aymaras y  quechuas fueron socialmente marginadas y sistemáticamente marginadas y que hoy tienen mayores y mejores oportunidades.

En el amplio trabajo que publica The Guardian se hace conocer las historias de periodistas, de autoridades, de luchadoras, empresarias y profesoras.

“Si bien estas mujeres han estado organizando y defendiendo sus derechos civiles desde al menos la década de 1960, su movimiento fue fortalecido por la elección de Evo Morales como el primer presidente indígena de Bolivia en 2006”, dice el autor del trabajo.

cholitas1.jpg

La comunicadora Bertha Acarapi

Desde El Alto, Bertha Acarapi mira hacia la capital boliviana, La Paz, desde el patio trasero de los estudios de televisión ATB en la ciudad adyacente de El Alto. Acarapi es presentadora de noticias, la segunda cholita en trabajar en televisión en Bolivia. La oportunidad de trabajar en los medios vino después de que ella ganó la Cholita Alteña, un concurso de desfiles. Acarapi tiene una maestría en administración pública y entre 2000 y 2005 se desempeñó como concejal del municipio de El Alto.


La concejal Rebeca Cruz Sangali y la alcaldesa Soledad Chapeton en una planta de asfalto durante su inauguración en El Alto. Sangali es la presidente de la comisión de infraestructura de El Alto. Antes de ingresar a la política, vendió mercadería en las calles para sustentar a seis niños y una pareja abusiva. Después de 15 años de malos tratos y abusos, salió de la casa con sus hijos y reinició su vida

Remedios Loza en su oficina en Radio Andina en La Paz. Ella es considerada como la pionera en el avance de las mujeres aymaras y quechuas en Bolivia. Participó de un exitoso programa de radio, llamado Sabor a Tierra, donde dio voz a los indígenas. En 1989, se convirtió en la primera mujer indígena en llegar al parlamento nacional, y en 1997 fue la primera mujer en postularse para la Presidencia.

La congresista Cristina Choque Paxi en la sede de la Asamblea Legislativa Plurinacional, en La Paz. Ella dice que escuchó muchas veces que las mujeres no podían estar en el alto cargo, por lo que decidió demostrar que esas personas estaban equivocadas. Ella se vio obligada a abandonar la universidad por razones financieras, por lo que comenzó a centrarse en su comunidad. En 2014 se postuló para un escaño en el parlamento y ganó.

Sonia Siñani entrevista a Sotero Ajacopa, el dirigente campesino de la provincia de Ingavi durante el Congreso de la Federación de Campesinos Tupac Katari en El Alto. Siñani es un periodista de radio y televisión que transmite en aymara. En su programa de radio en la estación de San Gabriel, enseña el idioma a los oyentes durante una hora al día

Yolanda Mamani Mamani, 30, en la estación de radio Deseo en La Paz. Una activista feminista, comenzó a trabajar cuando tenía nueve años, primero como niñera y luego como limpiadora. Ella deseaba estudiar pero dice que sus jefes nunca le dieron la oportunidad de hacerlo. A los 18 años, se convirtió en parte de la Asociación de Limpiadores y comenzó una asociación con la asociación feminista Mujeres Creando, donde se convirtió en el productor de un programa de radio en defensa de los derechos y contra los abusos y la discriminación de los limpiadores de Bolivia.

Diana Málaga se prepara para dejar su tienda de ropa en La Paz. Málaga es la primera cholita transexual en Bolivia. Decidió ser una cholita porque su abuela vestía polleras y sintió que la tradición tenía que mantenerse viva en la familia.

Prof. Celia Laura en su salón de clases en el colegio privado San Calixto en La Paz. Desde 2013, los estudiantes de Bolivia han tenido que aprender tres idiomas: español, inglés y uno de los idiomas nativos. Laura fue la primera mujer indígena en el país en convertirse en maestra en una escuela privada. Ella enseña Aymara.

Elizabeth Ramos, de 21 años, tiene su trabajo revisado por el profesor Zénon Quispe durante una clase para su título de historia en la Universidad Pública de El Alto. Ramos es la única cholita que toma el grado. Sus colegas la admiran tanto que fue elegida como representante del curso. Ella dice que a veces ha enfrentado discriminación por ser indígena. Después de terminar su carrera, quiere traducir los textos de historia de sus antepasados ​​y publicarlos.

Catalina Tola Silvera arregla muebles en su fábrica de El Alto. El negocio de Silvera emplea a más de 50 personas e incluye seis tiendas minoristas. Actualmente supervisa principalmente el trabajo de sus empleados, pero no puede evitar poner sus manos en el trabajo si algo no es exactamente lo que desea.

Celia Ramos, de 34 años, camina con su hija después de una clase de ballet en La Paz. Celia ha estado trabajando como limpiadora en la misma casa desde que tenía 14 años. Ella dice que su jefe le ha dado una vida que de otra manera nunca hubiera tenido al dejarla estudiar y ofrecerle una vida más cómoda de lo que ella podría haber imaginado. Pero sueña con mayores oportunidades para su hija y está haciendo todo lo posible para ayudarla a tener éxito, haciéndole estudiar ballet de baile, aprender ajedrez e ir a una buena escuela.

La conductora de La Paz Bus, Sara Quispe Mamani, de 33 años, al volante de un Pumakatari que conduce a diario por las calles de La Paz. Mamani es la segunda cholita en conducir un autobús público en La Paz. Comenzó conduciendo pequeñas camionetas con pasajeros como una forma de ganar dinero para alimentar a sus hijos después de separarse de su pareja. Su sueño es convertirse en un camionero internacional

Estela Loyaza, 22, derecha, habla con A Quispe, un colega cholita, antes de comenzar su turno como guardianes de tráfico en El Alto. Estella es una de las 15 guardias de tráfico de cholita en la ciudad. Desde 2013, el municipio comenzó a contratar cholitas para controlar el tráfico caótico. Según el director, Fernando Flores, tienen el personaje adecuado para el trabajo.

Silvina La Poderosa salta desde una esquina del ring para aterrizar sobre su oponente, Reyna Torres, durante una pelea de lucha de promoción en Senkata, El Alto. Las mujeres indígenas fueron invitadas a participar en el deporte para atraer audiencias después de años de decadencia. Sin embargo, los promotores se aprovecharon de las mujeres al quedarse con la mayor parte del dinero, hasta hace poco cuando decidieron formar su propia asociación para organizar eventos de lucha libre.

Susana Condori, de 55 años, graba un video musical para la banda de música en La Paz. Condori es actriz y ha participado en películas, documentales, comerciales y videos musicales. Desde que era una niña soñaba con la actuación, pero como es huérfana desde que tiene nueve años le parecía imposible. Hoy cosecha aplausos.

Rosario Aguilar da una conferencia a dos estudiantes de moda sobre la calidad de los sombreros Borsalino durante una sesión de modelaje en el Hotel Torino en La Paz. Aguilar comenzó una empresa para promover el trabajo de los diseñadores de moda que producen ropa para cholitas, pero al darse cuenta de la falta de modelos profesionales para usar los diseños, decidió crear una escuela de modelos para mujeres indígenas

Cuatro cholitas se preparan entre bastidores antes de modelar en la pasarela. Presentan el trabajo de diseñadores de moda locales en El Alto

Cientas de mujeres de La Paz se reúnen durante una recepción social organizada por la familia Paco en La Paz. Cholitas y sus maridos gastan miles de bolivianos en fiestas y reuniones sociales donde hay un suministro constante de alcohol y alimentos, con entretenimiento de músicos locales e internacionales
 

Una cholita lee un libro junto a un quiosco de prensa durante la marcha del Día Internacional de la Mujer en La Paz. Aunque en los últimos años las mujeres, y especialmente las mujeres indígenas, han progresado enormemente en Bolivia, todavía están muy lejos de ser iguales a los hombres bolivianos, debido a la discriminación. Cuestiones como la violencia doméstica y la falta de acceso a la educación aún deben ser abordadas por el gobierno y la sociedad en general.

///}

 

 

  • Solo 614 privados de libertad se benefician del último Indulto Presidencial

    Nov 19 2018 |

    Los requisitos definidos en el Decreto Presidencial no son de fácil cumplimiento para algunos reos,  que incluso, algunos,  no tienen documentos de identidad. La dirección de Régimen Penitenciario coordina con el Segip y Sereci para la entrega de certificados de nacimiento y Cédulas de Identidad de forma gratuita, además de la entrega del certificado de Certificado del Registro Judicial de Antecedentes Penales (Rejap), para que los trámites se puedan agilizarse.


  • El luto y la anemia aquejan la salud de Remedios Loza

    Nov 14 2018 |

    La hija de Remedios, Sayuri Loza, contó que su madre y su abuela estaban muy unidas, razón por la que  esa pérdida afectó de sobremanera al estado de ánimo de su madre, que además padece de anemia crónica, sin embargo afirmó que está bajo control médico.


  • El Rector de la UCB llama a cambiar el sistema educativo obsoleto y reivindica la familia

    Nov 13 2018 |

    Al igual que planteó la transformación del sistema educativo, el rector de la UCB reivindicó el valor de la familia como punto de partida para la formación de un ser humano preparado por los nuevos tiempos, pero con fuertes valores.


  • La autopista será la más moderna y segura

    Nov 12 2018 |

    Después de 40 años de vida, el tramo troncal que une La Paz y El Alto fue intervenida, se cambió a pavimento rígido mejorado y se amplió a seis carriles, con una loza de hormigón de 25 centímetros lo que antes era 18 centímetros, esta vez se incorpora  macrofibras que son  ligamentos de polipropileno de cinco centímetros de largo que hace que el pavimento dure más.