Agosto 24, 2019

¿Por qué denuncian e investigan al Director nacional de la FELCN?

Según denuncia el director de la FELCN, Maximiliano Dávila, es parte de un consorcio que logro sonsacarle la suma de $us 300.000 al empresario cochabambino Wilson Sahonero.


Miércoles 14 de Agosto de 2019, 2:00pm




14 de agosto (Urgentebo).- En la presente jornada se dio a conocer que el Director Nacional del Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), Maximiliano Dávila, es denunciado por el delito de extorsión y consorcio.

El periódico Urgentebo se contactó con Ludwing Ledezma, abogado de Wilson Sahonero, empresario que denuncia que un grupo de policías de la unidad de la FELCN y un fiscal allanaron su domicilio y le sustrajeron la suma de más de 300.000 dólares, para conocer los detalles del caso.

Ledezma explicó que 2015 el comunicador Max Torrico se hizo amigo del defendido, posterior a ello, pidió un espacio en su medio de comunicación en el que realizaba su programa. Tiempo después, Torrico le presenta a su hermano Carlos como uno de los mejores abogados.

Estas personas, dijo, comenzaron a entablar un nivel de confianza y logran saber que el empresario ahorraba su dinero en su propiedad. Tras ello, Torrico pasó estos datos al grupo especial de la FELCN que se dedica a investigar delitos de ganancias ilícitas.

Ledezma detalló que los hermanos Carlos y Max comienzan a logar relación con Dávila, quien aquel entonces era director departamental de la FELCN en Cochabamba y le comentan sobre Sahonero, y la autoridad solicita a los fiscales que inciden un proceso de investigación.

El abogado dijo que la indagación en contra de su defendido comienza con una llamada anónima de una mujer, la cual indicó que Wilson de niño era pobre y ahora ostenta tener mucho dinero y tras el informe de un suboficial que detalla que el investiga tiene antecedentes en Alemania por tráfico de drogas.

“Con esos antecedentes, tramitan el allanamiento a su inmueble. En diciembre (de 2015) ingresan al domicilio de Sahonero y conociendo que había dinero ahí”, indicó.

Acotó que ese momento, el fiscal Rolando Ramos llegó al lugar discutiendo con los policías, puesto que veía procedimientos irregulares.

Tras ingresar a los vestidores, logran sacar el dinero que había ahí y lo colocan en la sala para empezarlo a contar. Inmediatamente, llegó Carlos Torrico, quien ese momento hizo de abogado de Wilson Sahonero y conversó con el fiscal Ramos para tratar de evitar la investigación de la coima; sin embargo, la autoridad judicial rechazó el soborno y se salió furioso del lugar.

Ledezma indicó que luego de que se fue el fiscal, llegó el empresario a su vivienda y los policías le dijeron que él y su esposa tenían orden de aprehensión, por lo cual trató de ubicar a la autoridad para que esto siga su curso regular.  No obstante, ese momento, Torrico le dijo que los uniformados querían la suma de $us 300.000 para dejar la investigación y aceptó por miedo.

El abogado acotó que el capitán Harold Villanueva colocó en una mochila los 300.000 dólares y aparte los uniformados que hicieron el operativo se llevaron 1,3 millones de, 30,700 euros y 320 dólares que encontraron en el allanamiento del inmueble.

El abogado del empresario especificó que Dávila, sin bien no estaba en el operativo, tenía conocimiento desde un inicio de este operativo en el que solicitaron la suma y se llevaron los montos mencionados.

“Dávila es el promotor y el que articula todo esto, porque hay notas en las cuales él solicita que se investigue a mi cliente y, no conforme con eso, este último lo amenaza a mi cliente y le dice que va a iniciarle un proceso por perdida de dominio. Y lo ha hecho. Ha utilizado a Dircabi para iniciarle un proceso perdida de dominio. (…) Dávila sigue manipulando, haciendo sus cosas y quiere hacerse ver como una persona santita”, añadió.

Ledezma denunció que Carlos Torrico incluso mencionó el nombre del ministro de Gobierno, Carlos Romero, solo para intimidar tomando en cuenta que la autoridad gubernamental nada tuvo que ver en el caso.

De igual forma, indicó que, a mediados del 2016, Torrico, para sacarle más dinero a Sahonero, le dijo que el exfiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, se había enterado del caso y que pidió la suma de $us 200.000 para que no se reabra la investigación del caso. La víctima se negó a dar esa cantidad.

///