Diciembre 12, 2017

La Iglesia dice que en Bolivia se dio vía libre al totalitarismo

“Se han roto los principios básicos de la democracia: el respeto a las leyes, a la institucionalidad y a la separación de los poderes del Estado, lo que abre el camino al totalitarismo y al dominio del más fuerte, con el consiguiente menoscabo de la libertad del pueblo. Esta sentencia significa un retroceso en la Democracia del país, justo en el año en que se cumplen 35 años de su conquista por parte del pueblo boliviano”, señala el comunicado.


Miércoles 6 de Diciembre de 2017, 12:00pm


iglesia.jpg

comunicado

La Paz, 6 de diciembre (Urgentebo) .- La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), mediante un comunicado, rechazó este miércoles la setencia del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), en el que deja sin efecto la restricción de las candidaturas de todas las autoridades y da vía libre a la repostulación del presidente Evo Morales. Dice que el fallo da via libre al totalitarismo.

“Se han roto los principios básicos de la democracia: el respeto a las leyes, a la institucionalidad y a la separación de los poderes del Estado, lo que abre el camino al totalitarismo y al dominio del más fuerte, con el consiguiente menoscabo de la libertad del pueblo. Esta sentencia significa un retroceso en la Democracia del país, justo en el año en que se cumplen 35 años de su conquista por parte del pueblo boliviano”, señala el comunicado.

Asimismo, señala que “con la sentencia, que autoriza la reelección indefinida del Presidente y del Vicepresidente del Estado Plurinacional y otras autoridades, entramos en una época en la que los gobernantes, aprovechándose del poder judicial, interpretan según sus intereses las leyes y la más importante de ellas, la Constitución política del Estado”.

La CEB también en su comunicado se refirió a las elecciones judiciales del pasado 3 de diciembre donde resalto el resultado de la votación.

“Por otro lado, los resultados preliminares de las recientes Elecciones Judiciales dejan un mensaje claro por parte de la ciudadanía que, de manera pacífica y democrática, rechaza un proceso cuestionado en la selección y elección de autoridades judiciales. Como Iglesia, hacemos votos para que nuestras autoridades nacionales escuchen la voz del pueblo, antes de descalificarla por intereses políticos”.

///