Noviembre 19, 2017

Hijos influyentes de La Paz, desde Manco Kápac hasta Palenque, según Carlos Mesa

Para conocer a algunos de estos personajes, la revista impresa Oxígeno acudió al historiador y expresidente Carlos Mesa, quien hizo una ligera reminiscencia de los personajes paceños que influyeron en la historia del país.


Jueves 19 de Octubre de 2017, 5:15pm


La Paz, 19 de octubre (Revista Oxígeno para Urgentebo.com).- La historia de Bolivia tuvo como protagonistas a muchos paceños ilustres, que desde antes de la llegada de los españoles hasta ahora, siguen influyendo en el devenir nacional.

Para conocer a algunos de estos personajes, la revista impresa Oxígeno acudió al historiador Carlos Mesa, quien hizo una ligera reminiscencia de los personajes paceños que influyeron en la historia del país. El expresidente de la República hizo una valoración de los hombres y mujeres que contribuyeron a la construcción de la nación.

En ese sentido, observando el mundo indígena andino, Mesa señala a un personaje que poca gente toma nota: Manco Kapac, que es la figura mítica y se considera el primer inca en la dinastía incaica, tan importante para la construcción de ese imperio. De acuerdo a la leyenda, nació en el Lago Titicaca, por lo tanto es el primer gran paceño de la historia de una región nacida para marcar influencia.

Desde luego hay que hacer una referencia importantísima a Tupac Katari y Bartolina Sisa, dos figuras indígenas fundamentales, quienes son la expresión de la rebelió aymara. Lo mismo podríamos decir de Pablo Zárate Villca, que tiene que ver con el proceso de insurgencia. Los primeros previos a la guerra de la independencia; y el segundo, protagonista de la causa indígena a fines del siglo XIX.

Mesa remarca al sostener que éstas son figuras señeras, fundamentales y, sobre todo, grandes referentes del mundo indígena vinculados al departamento de La Paz.

“Si yo tuviera que escoger al paceño ilustre de toda nuestra historia, sin ninguna duda ese personaje es el mariscal Andrés de Santa Cruz, que es el constructor de la Confederación Perú Boliviana, el verdadero organizador de la República y que es una figura de trascendencia internacional. Santa Cruz es clave para entender la historia de Chile, Perú, Argentina y Bolivia en el período que va entre 1830 y 1840”, sostiene Carlos Mesa.

Figura clave, de una personalidad extraordinaria es el presidente Belzu, más conocido como el Tata Belzu, que marca no solo la idea del populismo, con lo que se lo identifica, sino uno de los presidentes que afirma una posición económica en los debates entre libre cambio y proteccionismo. Fue una figura señera del proteccionismo y quien recuperó a las clases medias populares y da valor al artesanado y los obrajes. El término obrajes de nuestro barrio tiene que ver con las fábricas de textiles que había en los siglos XVIII y XIX, duramente castigadas cuando llegó el liberalismo, porque la importación de telas perjudicó al país, particularmente a los obrajes en Oruro, La Paz y Cochabamba.

belzu.jpg

Retrato del presidente Manuel Isidoro Belzu

Para el historiador Mesa, el periodo inicial del siglo XX tiene tres figuras importantes en el ámbito de la política nacional. El primero, José Manuel Pando, que independientemente de lo que uno pueda pensar sobre su origen, es un personaje fundamental, es un ganador de la guerra federal, es un gran explorador, es quien integra al país en la lógica de entender el norte de Bolivia; es quien va a pelear, siendo presidente, a la guerra federal.

La segunda es una figura controvertida.  Ismael Montes, quien si bien es el prohombre del liberalismo, tiene un pecado mortal, el Tratado de 1904. Pero, es una figura relevante. No podríamos entender el drama histórico de Bolivia sin comprender a Montes.

La tercera figura es el presidente paceño más caracterizado, más connotado en le época previa a la Revolución del 52. Se trata de Bautista Saavedra, conocido más popularmente como el Cholo Saavedra, quien fue presidente entre 1920 y 1925. Este intelectual y periodista notable escribió el libro “La democracia en Bolivia”, “El ayllu” y es el primer presidente que establece medidas en favor de los trabajadores, como la jornada de 8 horas, el derecho a la huelga y una consideración especial para limitar la explotación laboral de los niños. Saavedra era un hombre autoritario, hay que decirlo, pero fue un caudillo, que probablemente representaba a las clases medias emergentes de La Paz.

Siguiendo en la política, dice luego Carlos Mesa, aparecen dos figuras claves: Juan Lechín Oquendo y  Hernán Siles Suazo, prohombres del proceso revolucionario de 1952. El primero, el más importante dirigente sindical de nuestra época; y el segundo el presidente que tuvo un papel relevante en el proceso revolucionario del 52 y el gran constructor de la democracia desde el 10 de octubre de 1982.

Siles.Lechin.jpg

El presidente Hernán Siles Zuazo y el líder sindical Juan Lechín Oquendo

Desde el punto de vista de la creación, para Mesa hay dos autores del período colonial, uno indígena y otro anónimo: Francisco Tito Yupanqui, escultor de la virgen de Copacabana, una imagen emblemática  y por supuesto muy importante del catolicismo paceño; y el maestro de Calamarca, que es el famoso pintor de los Ángeles de Calamarca, de los cuadros maravillosos de los ángeles, esa serie espectacular que está en población paceña.

En el arte y la plástica, por supuesto que se debe mencionar Marina Núñez del Prado, las más grande escultora del país; el arquitecto Emilio Villanueva, que es el arquitecto fundamental de Bolivia, no solamente de La Paz, con obras como el monoblock de la UMSA, el Hospital General, el antiguo estadio Hernando Siles. En fin, es una figura monumental cuyo trabajo aún es de referencia actual.

Las artes plásticas tuvieron el sello paceño con ese hombre que está entre los poetas y pintores malditos: Arturo Borda que es un gran pintor y escribe esos tres tomos de El Loco. Como pintor, es la antítesis del potosino Cecilio Guzmán de Rojas, que es el maestro del indigenismo.  Y ahí están, por supuesto, dos grandes poetas: Oscar Cerruto y Jaime Saenz.

Mesa sostiene que no podemos olvidar la figura de  Carlos Palenque, que expresa muchos de los elementos constitutivos de lo paceño, como comprensión de la sociedad en la que vivió, como un hombre polémico, como un comunicador inigualable, como un político que tuvo una gran ambición y que una historia tan particular y dramática, en cierto sentido trágica. No podríamos entender a La Paz sin el compadre Palenque.

compadre.palenque_0.jpg

El comunicador y político Carlos Palenque, El Compadre

Y, cita a dos españoles muy vinculados con La Paz: Alonso de Mendoza, fundador de la ciudad. y Pedro de la Gasca, el pacificador del Perú en las guerras civiles entre españoles que da la orden de fundar La Paz, en conmemoración de la batalla de Las Salinas, en la que La Gasca derrota al último rebelde que es  Gonzalo Pizarro.

El famoso lema que se encuentra en el escudo de La Paz que dice “Los discordes en concordia en paz y amor se juntaron y un pueblo de paz fundaron para perpetua memoria”, fue impuesto precisamente por Pedro de la Gasca, porque la ciudad es un testimonio recordatorio de la pacificación de las guerras civiles entre españoles. Y hasta ahora, la hoyada mantiene aquello en su savia vital

“Esto ofrece un panorama general. Me he debido olvidar de algunos importantes, pero creo que es un vistazo. No he querido mencionar a contemporáneos. En general me refiero a personalidades ya desparecidas”, seña Mesa al concluir la entrevista.