Noviembre 19, 2017

Fabio Andrade Limalobo: el último líder de un clan de narcos vinculado con el cártel de Cali

El portal Urgentebo.com accedió en Estados Unidos a documentos que muestran el operativo de la captura de Celimo Andrade, narco del cártel de Cali. Y cómo éste se asoció con Adhemar Limalobo Rivarola. Ambos constituyeron una sociedad de narcos que proveía de pasta base que luego se cristalizaba para ser enviada a EEUU. Célimo es papá de Fabio Andrade, quien cayó con una carga de droga en Brasil.


Domingo 22 de Octubre de 2017, 5:30pm


Washington DC, 22 de octubre (Guido Peredo Montaño).- El narcotraficante Celimo Andrade Quintero (emisario del cartel de Cali) y Luis Jairo Zapata Zapata (Cartel de Medellín) enviaban más de 10 toneladas mensuales de cocaína producida en Bolivia a Colombia, empleando avionetas acondicionadas exclusivamente para transportar pasta base desde el Chapare hasta los laboratorios de cristalización, ubicados en puntos inaccesibles de la amazonia boliviana, según documentos que accedió el portal Urgentebo.

Las 870 grabaciones (pinchazos) con sus respectivos ´análisis de cinta´, demuestran que en la era MIR-ADN más de 10 toneladas mensuales de cocaína salían de Bolivia hacia Colombia, cuyo destino final era Estados Unidos. Hoy, 25 años después de la captura de uno de los narcos más poderosos en Bolivia, se tiene al último eslabón del clan Andrade Limalobo, heredero directo de Celimo y Andhemar.

fabio.andrade.jpg

Fabio Andrade, cuando fue capturado por primera vez (foto El Día)

Los jefes del clan

El principal propietario de estas aeronaves era  Adhemar Limalobo Rivarola (cuyos alias eran Mariposa, Cholo y Gordo), padre de Carmen Iris Lima Lobo quien es madre del recientemente detenido por la fuerzas del orden en Brasil, Favio Andrade Lima Lobo, según consta en los informes que llegaron a nuestra redacción en Washington DC.

Se trata de dos legajos  (más de 645 páginas en total)  pertenecientes a la DEA (Administración para el Control de las Drogas en Estados Unidos) , y que también son de propiedad de la Fuerza Especial de Lucha conta el Narcotráfico en Bolivia (FELCN)

En dicha documentación se transcribe cientos de llamadas telefónicas, transmisiones de radio y ´pinchazos´ a teléfonos fijos y celulares,  describen a detalle el seguimiento, la preparación logística y el operativo de la captura de Celimo Andrade Quintero y los lazos de la Familia Limalobo (Padre, hija y nieto)  sobre sus relaciones con los carteles de  Medellín y fundamentalmente de Cali.

Según las transcripciones de las llamadas interceptadas por la DEA- FELCN, Célimo Andrade Quintero, alquilaba, prestaba y hasta vendía avionetas acondicionadas para el transporte de cocaína a Colombia desde 1983: “Contaba con una amplia flota de avionetas y además entrenaba a decenas de mecánicos y navegantes que conocían la ruta a Colombia, Brasil y Paraguay, dice una transcripción de llamada interceptada con código ´YA/132-135B´”.

En ese entonces, la DEA y su  equipo de inteligencia en Santa Cruz, gracias a los  equipos que habían llegado desde Estados Unidos, permitió interceptar y ubicar el lugar preciso de donde se emitían señales de radio USB y llamadas telefónicas entre los narcos. Así se determinó que los narcos protegían  la verdadera identidad de  Ademar Lima Lobo R, usando en sus comunicaciones el sobrenombre  ´Mariposa´, ´Gordo´ y ´Cholo´. Así, en más de 325 comunicaciones, la DEA pudo establecer que la familia Limalobo enviaba a 1,435 kilos de cocaína semanales  a Colombia al cartel de Cali y a redes menores de narcotraficantes brasileños.

Los ´Análisis de Cinta´ tal como describen  las transcripciones de miles  de  conversaciones interceptadas, revelan que gran parte de los precursores eran traídos vía aérea desde Paraguay y Brasil  empleando una flota de avionetas hasta los laboratorios de cristalización.

Según estos documentos de inteligencia, el principal emisario del cartel de Cali,  Celimo Andrade Quintero, llegó a Bolivia tras lograr acuerdos con narcos mexicanos en Colombia. Se estableció que el apodo empleado para proteger a Andrade Quintero era ´Ricardo´ o el ´Viejo´. Este se comprometió ante sus jefes del Cartel de Cali, a saciar la demanda de cocaína en EEUU acopiando pasta base boliviana en áreas rurales de Beni y Santa Cruz,  que  era cristalizada por químicos (llamados veterinarios) colombianos que llegaron como un  ¨ejército¨ a Santa Cruz en 1991.(El Tiempo de Colombia, 19 de Julio 1992)

Captura de Célimo Andrade Quintero

Los documentos exponen de forma detallada que el operativo de captura, se inició a las 16:30 del día viernes 26 de junio de 1992. Las  vagonetas de la DEA detectaron fuerte señales de radio provenientes de una  casa ubicada en la avenida Mutualista (Santa Cruz). Los equipos especiales armados de  la DEA-FELCN ingresaron a la mansión por las paredes. Un  equipo electrónico especializado, verificó varias veces que la señal  provenía efectivamente de esa vivienda. Una vez reconfirmada la información, los agente asignados a Santa Cruz, cuyas iniciales son DH y JAKE, ingresaron a la vivienda donde se confirmó que la voz del detenido ´Ricardo´ o ´Viejo´  resulto ser Célimo Andrade Quintero. Los agentes decomisaron su documentación y con ello se confirma que efectivamente se trataba del “hombre más buscado en Bolivia”.

Los agentes descubrieron que Andrade y sus colaboradores habían instalado la antena de su poderosa radio en todo el perímetro de la casa de forma horizontal, debajo las tejas lo que impedía la visibilidad desde la calle. Célimo (Ricardo) vestido con una guayabera, shorts y sandalias no ofreció ningún tipo de resistencia ante los oficiales.

Al promediar las 18:15, los encargados del operativo tuvieron un “diálogo dirigido” (interrogaron) con Andrade,  verificándose, una vez más, que todas las características del detenido coincidían con las grabaciones. Así, los agentes de la DEA exclamaron ´BINGO´, pues el  emisario más importante del cartel de Cali en Bolivia había caído, luego de un año y medio de seguimiento. En el dialogo dirigido, Célimo admitió que era narcotraficante: Tres años después, Miguel Rodríguez Orejuela admitió ante la DEA, que Célimo fue enviado a Bolivia;  tras su detención el 7 de agosto de 1995 en Bogotá. 

 La red de Adhemar Limalobo (Mariposa)

Celimo Andrade se contactó con  Adhemar Limalobo (Mariposa) por  su fama y  experiencia en el transporte de drogas vía aérea. Fruto de esa larga estadía en Santa Cruz, Beni y sus paseos por Cochabamba, Celimo conoció a Carmen Iris, mantuvo una relación amorosa y luego contrajeron matrimonio. Fruto de esta relación nació Favio hoy detenido en el Brasil.

 Tras la captura de Celimo y por los compromisos millonarios asumidos por el cartel de Cali en Colombia y las organizaciones mexicanas. Ademar trató de asumir la cabeza de la organización en Bolivia: aunque desde Colombia, Rodríguez Orejuala, envía a Santa Cruz decenas de mercenarios para continuar con los envíos; entre ellos se encontraba el hijo de su primer matrimonio, Miguel, quien debería hacerse cargo de los negocios y rescatar a su padre detenido en la cárcel de San Sebastián de Cochabamba.

En otra  conversación interceptada por la DEA, (análisis de cinta YA/160/b) se revela que Adhemar Limalobo ´Mariposa´ decidió retornar a su actividad original de transporte, acopio e intermediario, pues no quería tener ningún tipo de problemas con el hijo de capo. Para toda esta actividad contaba con avionetas y pistas clandestinas en Santa Cruz y Beni ubicados en propiedades de amigos ganaderos e agroindustriales (Sewal H. Menzel, pag 23-63,1997:Fire in the Andes)

Adhemar Limalobo involucró en el negocio a toda su familia: padres, hermanos, hijas, primos, tíos y a su círculo de amistades más cercano, tal como demuestra la DEA  en sus gráfico de contactos (1576/100792/cassete 151 al 169). La red familiar sobrepasaba las 210 personas;  mecánicos, pilotos, acopiadores, y algunos policías que funcionaban como soplones. (gráfico de contactos 1576-DEA-FELCN) 

El cartel de Cali envió a Bolivia a la primera  esposa de Celimo Andrade, al hermano de este, Marceliano Andrade Quintero y un abogado, quienes trajeron desde Colombia millonarios recursos para realizar las acciones necesarias a fin de liberar o rescatar a Andrade. Se  contactaron directamente con autoridades políticas y con el círculo ministerial más cercano del entonces gobierno de Jaime Paz.

En la grabación 1578 (cassete YA/163/A)  la DEA hace el siguiente análisis “como no se logró corromper a los custodios, y debido al escándalo por la captura de Celimo en los medios de comunicación, los emisarios enviados para rescatar a Andrade, intentaran  emplear una vía más violenta”.

Los tres intentos para rescatar a Andrade Quintero fueron planificados entre  emisarios llegados desde Colombia y el clan Limalobo. El  golpe debía realizarse el 14 de septiembre de 1992; pero el reo fue trasladado a Chonchocoro, donde fuerzas especiales custodiaron por meses el recinto penitenciario.

Las 870 grabaciones (pinchazos) con sus respectivos ´análisis de cinta´, demuestran que en la era MIR-ADN más de 10 toneladas mensuales de cocaína salían de Bolivia hacia Colombia, cuyo destino final era Estados Unidos. Además se señala que varios  millones de dólares fueron entregados  por el cartel de Cali a jueces, ministros, prefectos e incluso fueron a parar a los bolsillos de altos dirigentes adenistas y miristas.

La historia del “joven”Andrade Lima Lobo se repite, y es recurrente: jueces, fiscales, abogados ceden ante el poder del dinero. Así los últimos resabios del otrora poderoso cartel de Cali en Bolivia, terminan con la captura del último eslabón del clan  Andrade Limalobo, heredero directo de Celimo y Andhemar.