Septiembre 26, 2017

El Gobierno pide investigar el caso de la mujer esclavizada por más de 30 años

“La familia tiene que responder ante la Justicia y el Ministerio Público tiene que actuar. Nosotros tenemos la versión de la señora Tomasa, tenemos una información es creíble su versión y hay elementos que dan a entender que esto es cierto. Nosotros vamos a presentar nuestras denuncias”, dijo Arce.


Miércoles 13 de Septiembre de 2017, 1:00pm


La Paz, 13 de septiembre (Urgentebo) .- El ministro de Justica, Héctor Arce, informó que conformarán un equipo multidisciplinario con el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud para investigar y hacer seguimiento del caso de Tomasita Machaca, la mujer de 51 años que fue víctima de "esclavitud" durante 36 años por parte de una familia de la zona Sur de la ciudad de La Paz.

“Estamos en investigación, el Ministerio de Justicia ha tomado conocimiento de este caso y vamos a formar un grupo multidisciplinario con el Ministerio de Salud, Educación y vamos a pedir al Ministerio Público que extreme los esfuerzos en este caso, porque de confirmar todo lo que contó (Tomasa), estamos en un caso gravísimo, porque se esclavizó a una señora por más de 30 años”, afirmó Arce.

Indicó que los familiares de la víctima han presentado una denuncia, pero el Ministerio de Justicia también presentará una denuncia antem la Fiscalía y se pedirá "la máxima atención" de todas las autoridades involucradas en este tema.

“La familia tiene que responder ante la Justicia y el Ministerio Público tiene que actuar. Nosotros tenemos la versión de la señora Tomasa, tenemos una información, es creíble su versión y hay elementos que dan a entender que esto es cierto. Nosotros vamos a presentar nuestras denuncias”.

Afirmó que en la mañana se reunieron con los abogados de la víctima y que Tomasa contó todo lo que pasó por 38 años.

“Según los que no contó Tomasa, desde sus 15 años, cuando vivía en la provincia Camacho, fue dirigida a una familia y fue prácticamente esclavizada por 35 años, no recibía remuneración por su trabajo, no recibía las salidas mínimas que un trabajador del hogar puede tener, no salía de la casa, no tenía contactos con sus familiares, quienes la dieron por muerta, no recibía atención en salud, ni escolaridad”.

La mujer, que ahora tiene 51 años, denunció que las personas que la tenían encerrada, sin ningún beneficio, no le permitían retornar a su comunidad y afirma haber sufrido de múltiples maltratos.

///