Octubre 21, 2017

Científicos japoneses desarrollaron unas máquinas capaces de leer la mente

Investigadores japoneses han desarrollado una tecnología capaz de reconocer números y monosílabas usando ondas cerebrales o electroencefalogramas.


Viernes 21 de Abril de 2017, 10:45am


21-leer mente.jpg

Tecnología EEG. Foto Infobae

Redacción central, 21 de abril (Infobae).- Una nueva tecnología desarrollada por un grupo de investigadores japoneses es capaz de reconocer números y monosílabas usando ondas cerebrales o electroencefalogramas (EEG). 

Los resultados de la máquina japonesa son sorprendentes. Ha reconocido números del 0 al 9 con un 90% de precisión y hasta 18 monosílabas del idioma japonés con un 60% de exactitud. 

El alto rendimiento de su máquina se debe a un cambio en la estrategia que difiere con el método convencional con el que se intentaba desarrollar este tipo de tecnología. Mientras que varios defectos surgían cuando únicamente se intentaba perfeccionar la decodificación de la voz de las señales EGG, el grupo de investigación japonés combinó un conjunto de datos que podrían indicarle a la máquina patrones de pensamiento.

21-grafica mente.jpg

El estudio, realizado en la Universidad Tecnológica de Toyohashi, combinaba un conjunto de datos para descifrar un mensaje. Foto Infobae

La ventaja es que con más de un referente, como la voz, las ondas cerebrales, la duración del pensamiento y la duración de la pronunciación, para poder descodificar un determinado mensaje, la máquina puede utilizar algoritmos para interpretar información basada en un método llamado "aprendizaje profundo", donde la misma máquina logra enseñarse, corregirse y perfeccionarse con el tiempo.

"El próximo paso será desarrollar una interfaz computacional cerebral, una que reconozca los enunciados sin voz", dijo el profesor Tsuneo Nitta, investigador principal del estudio.

El mejoramiento de una tecnología capaz de leer pensamientos permitiría desarrollar una máquina de escribir activada por EEG y podría tener usos prácticos por hoy inimaginables.