Octubre 24, 2017

11 mujeres son las que dejaron huella en la historia de Bolivia

Gregoria Apaza, Bartolina Sisa, Manuela Gandarillas, Mariana Zudáñez, Juana Azurduy de Padilla, Vicenta Juaristi Eguino, Adela Zamudio, Ignacia Zeballos, Lidia Gueiler Tejada, María Barzola y Domitila Barrios de Chungara, serían las mujeres que dejaron huella.


Miércoles 11 de Octubre de 2017, 9:00am


La Paz, 11 de octubre (Urgentebo) .- Un informe del Observatorio de la Mujer señala que el 11 de octubre, aniversario del nacimiento de Adela Zamudio, es muy importante destacar a las 11 mujeres que dejaron huella en Bolivia.

Detalla que Gregoria Apaza, Bartolina Sisa, Manuela Gandarillas, Mariana Zudáñez, Juana Azurduy de Padilla, Vicenta Juaristi Eguino, Adela Zamudio, Ignacia Zeballos, Lidia Gueiler Tejada, María Barzola y Domitila Barrios de Chungara, serían las mujeres que dejaron huella en la historia de Bolivia.

Gregaria Apaza nació en Ayo Ayo y falleció en La Paz. Fue hermana de Julián Apaza o Tupac Katari, el líder de la rebelión que cercó la ciudad de La Paz por siete meses, En 1781, Gregoria era la generala, administraba los bienes y organizaba los campamentos y dirigía a los guerreros en la batalla.

Bartolina Sisa nació en La Paz, en Sullkawi, cerca de la ciudad. Dedicó su vida a luchar contra la opresión de los colonizadores, buscó la libertad y una vida digna para los indígenas. Dirigió batallas junto a su esposo y tuvo a su cargo el ejército aimara. Sus propios compañeros la traicionaron y entregaron a Sebastián Segurola como prisionera de guerra.

Manuela Gandarillas nació en Cochabamba en 1752 y falleció el 27 de mayo de 1812 cuando un grupo de mujeres armadas con palos o cualquier objeto que podría infligir algún daño se enfrentó con un ejército de españoles armados que ingresaron a la ciudad de Cochabamba.

Mariana Zudáñez sucrense, era la hermana de Jaime de Zudáñez, quien es señalado como precursor de la independencia boliviana y de haber sido clave en regar la semilla de la emancipación después de la revuelta de Chuquisaca, el 25 de mayo de 1809.

Es la heroína que ocultaba en libros la historia. Mariana pidió en las calles por su hermano Jaime, apresado por la autoridad española hace 200 años (lo acusaban, y con razón, de conspirador) fue la chispa que desencadenó este llamado "primer grito libertario de América".

Juana Azurduy de Padilla nació el 12 de julio de 1780 en La Plata (hoy Sucre). Fue una patriota luchadora por la emancipación del entonces Alto Perú de manos del reinado español. Tenía que ser monja, pero optó por las armas. Es una de las madres de la patria.

Vicenta Juaristi Eguino nació en La Paz, como heredera de la nobleza en medio de la opulencia y recibió una esmerada educación, que no la alejó de los anhelos de libertad de su pueblo. Contrajo matrimonio con el español Rodríguez Flores, quien a pesar de su origen, abrazó la causa independentista de su esposa, pero murió. Después contrajo nupcias con Mariano Ayoroa, de quien se separó por realista exacerbado. Trabajó en los preparativos revolucionarios. Su casa fue centro de reuniones patrióticas. Puso su cuantiosa fortuna, al igual que sus bienes, al servicio de la Revolución del 16 de julio de 1809, de La Paz.

Adela Zamudio nació en Cochabamba, el 11 de octubre de 1854. "Tengo sueño, quiero dormir”, fueron las últimas palabras que pronunció la escritora Adela Zamudio, el 2 junio de 1928, la escritora pionera del feminismo que sembró la rebeldía y creatividad de la mujer.

Ignacia Zeballos nació en lo que ahora es Warnes (Santa Cruz), el 27 de junio de 1831. Se la recuerda por su participación heroica en la Guerra del Pacífico como enfermera.

Lidia Gueiler Tejada fue la primera presidenta de Bolivia y hasta hoy la única mujer Presidenta de Bolivia y una de las 11 en la historia de América Latina.

María Barzola, heroína de la masacre de Catavi del 21 de diciembre de 1942 en Potosí. Un sobreviviente la describe como una mujer adulta, "guapa, medio blancona y alta”.

Domitila Barrios de Chungara Nació en Pulacayo (Potosí), la mujer que devolvió la democracia,minera que las representó en la tribuna de la Conferencia Mundial sobre la Mujer de México, realizada por Naciones Unidas en 1975. Ante un auditorio de naciente corriente feminista dio testimonio sobre las condiciones de vida de los mineros.

Es importante recordar que faltan muchas más mujeres ya que el camino de la historia de Bolivia es largo y hasta el momento existen mujeres que día a día plasman y aportan en la historia del país, finalizó el informe.

///